El Monasterio de San Salvador de Leyre

A 5 kms.de distancia del embalse de Yesa, se alza el Monasterio de San Salvador, al pie de la sierra de Leyre.

Una atmósfera de paz y serenidad que invita al reposo del espíritu, a la reflexión y a la paz interior; una arquitectura austera, que cristaliza en los muros una parte importante de la historia, la cultura, el arte y el pensamiento; una sorprendente naturaleza que invita al paseo y a la meditación; sobrecogedores cantos gregorianos; y la conversación con los monjes benedictinos son algunos de los atractivos que permanecerán en tu memoria tras visitar el monasterio de San Salvador de Leyre.

Uno de los conjuntos monumentales más atractivos y entrañables de Navarra y tumba de reyes navarros.

El bello entorno natural que acompaña al monasterio de Leyre explica que a lo largo de su historia haya sido refugio de reyes y obispos, icono de Navarra y escenario de celebraciones oficiales.

Buscando la vecindad de la montaña, el monasterio se construyó en la falda de la sierra del mismo nombre, en un lugar apartado, mirador abierto hacia picos cercanos y lejanas cadenas montañosas, naturaleza embellecida por el agua de tonos verdes y azules del cercano embalse de Yesa.

Monasterio de Leyre - Turismo en Navarra

Monasterio de Leyre, Navarra

Un poco de historia

Documentalmente está mencionado ya en 848 y su historia va estrechamente ligada a la del reino de Navarra.

Durante la dominación árabe, del siglo IX al X, fue refugio de los reyes y obispos de Pamplona. El monasterio alcanzó su máximo esplendor en tiempos de Sancho García el Mayor, de su hijo García de Nájera y de su nieto Sancho de Peñalén.

Después de haber sido destruido por Almanzor, Sancho García lo hizo reconstruir en 1022. La cabecera del coro y la cripta se construyeron en estilo románico, fueron introducidas las reglas de los cluniacenses y partiendo de él se construyeron numerosas hosterías y hospicios a lo largo del camino de Santiago. Desde el siglo XI la cripta sirvió de panteón real. En ella se encuentran los sepulcros de varios reyes de Navarra.

En el año 1307 el monasterio fue entregado a la orden de los cistercienses. Leyre no consiguió escapar a la Desamortización de Mendizábal y estuvo deshabitado entre 1836 y 1954, cuando se establecieron los monjes benedictinos de Santo Domingo de Silos.

Arte en el monasterio de Leyre

Cripta del Monasterio de Leyre - Turismo en Navarra

Cripta del Monasterio de Leyre (Foto: Turismo de Navarra)

La iglesia monacal de San Salvador es el punto central del monasterio y tuvo gran importancia en el desarrollo de la arquitectura monacal en España. El monasterio de Leyre esconde magníficos tesoros como la cripta del s. XI, la bóveda gótica o la “Porta Speciosa”, un perfecto pórtico románico del s. XII.

Llama la atención el exterior de los tres ábsides semicirculares de igual altura y una configuración lineal muy interesante desde el punto de vista estilístico. En el ábside se encuentra la cripta y la cabecera del coro a la cual se incorpora la nave central. La cabecera del coro es la parte más antigua e importante del templo.

La cripta -la parte más antigua de todo lo conservado- posee un ingreso de características muy peculiares y carente de decoración, en el que se advierten los comienzos de la arquitectura románica. El interior tiene unas potentes columnas hundidas en el suelo y coronadas por sencillos pero bellos capiteles.

El angosto recinto, en el que se acumulan masas de piedra, con fustes de escasa altura y robustos capiteles consigue estremecer y es una clara muestra de la sobriedad propia del románico más arcaico.

Un interesante pórtico comunica la cripta con la nave central, rodeado por un muro románico que constituye el límite meridional de dicha nave y se advierten en él influencias leonesas y de Jaca. El ingreso en la nave principal se efectúa traspasando el pórtico principal, de profusa ornamentación, que recuerda la de la Puerta de las Platerías de Santiago de Compostela.

Las columnas de la entrada presentan capiteles decorados y los espacios entre los arcos están adornados con esculturas.

Merecen también atención el tímpano, el sencillo pórtico y los capiteles de las columnas del coro de la iglesia.

En los alrededores…

Tras abandonar el recinto, puedes descubrir la naturaleza de los alrededores realizando dos paseos que parten desde el cenobio. El primero, de 250 metros, conduce hasta la Fuente de las Vírgenes, donde hay un merendero.

El segundo dura 30 minutos y conduce a la Fuente de San Virila, un pequeño manantial localizado en la Sierra de Leyre cuyo nombre homenajea al monje que fue abad del Monasterio en el año 928.

Los más montañeros pueden subir a la cima del monte Escalar (1.302 m.) desde donde se obtiene una hermosa panorámica sobre el embalse de Yesa y los Pirineos.

Y, para los amantes del parapente, es punto de partida obligado la cima del Arangoiti. También puede visitar, en las cercanías, el castillo de Javier y Sangüesa.

La leyenda de San Virila

Según la tradición, Virila no comprendía el misterio de la eternidad del cielo ni de su interminable felicidad. Un día fue atraído por los trinos de un ruiseñor y se adentró en el bosque. Extasiado, permaneció oyendo al pajarillo durante 300 años y al volver creyendo que sólo había transcurrido un rato, los monjes tuvieron que recurrir al archivo para reconocerle.

En ese momento el pajarillo volvió y Dios se le apareció para hacerle compreder que la felicidad celestial era muy superior a la sentida al oir el canto del ruiseñor.

Detalle de la Porta Speciosa del Monasterio de Leyre :: Descubre Navarra, Turismo en Navarra

Detalle de la Porta Speciosa del Monasterio de Leyre

Narración por el Abad San Virila:

Por aquel entonces, me sentía yo atormentado a causa del dilema de la eternidad y las dudas me asaltaban sin cesar. Rogaba a Dios, Nuestro Señor, para que me ilustrara acerca de este misterio y encendiera la luz en mi corazón. Una tarde de primavera, como lo hacía habitualmente, salí a pasear entre los frondosos árboles de la sierra de Leyre.

Fatigado, me senté a reposar junto a una fuente, y allí permanecí absorto e hipnotizado escuchando el hermoso canto de un ruiseñor.

Tras lo que para mí fueron unas horas, retorné al monasterio, mi hogar. Al rebasar la puerta principal, ningún hermano monje me resultaba familiar. Deambulé por las distintas dependencias, sorprendiéndome con cada detalle y comprendiendo que algo extraño estaba sucediendo.

Al darme cuenta de que nadie me reconocía, me dirigí al Prior, quien atónito, escuchó mi historia con atención. Nos encaminamos a la biblioteca para intentar descifrar este enigma y revisando antiguos documentos, descubrimos que “hacía trescientos años, un monje santo, llamado San Virila, había gobernado en el monasterio y había sido devorado por unas fieras en uno de sus paseos primaverales”?

Con lágrimas en mis ojos, comprendí que ese monje era yo y que Dios, por fin, había escuchado mis plegarias.

Horarios, precios y visitas guiadas al monasterio de Leyre

  • Horarios:
    Todos los días, de 10:15 a 19:00.
    Cantos gregorianos: laborables a las 9:00, 19:00 y 21:05. Domingos y festivos religiosos, a las 11:30, 19:00 y 21:05 .
    **Misas: laborables a las 9:00; festivos a las 11:30.
  • Precio entrada: 3,00 €. Descuentos especiales para determinados grupos y colectivos.
  • Visita guiada:
    Visitas continuas en el horario de apertura, según afluencia de visitantes. Reservas a partir de 10 adultos.
    Precio visita: Visita libre: Adultos 3,00€. Grupos (+25 pax) 2,80€. Niños de 6 a 12 años 1,50€. Visita guiada: Adultos 3,50€. Grupos (+25pax) 3,00€. Niños de 6 a 12 años 1,50€.

El Monasterio de San Salvador de Leyre forma parte de la Ruta de Monasterios en Navarra

Horarios, fechas y precios orientativos. Se aconseja confirmar con la entidad responsable.

Fuente de los datos: Gobierno de Navarra y elaboración propia

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Dirección

Dirección:

Monasterio de Leyre, Navarra

Email:

-

Contacta