Fitero, la frontera del Reyno

Situado a la vega del río Alhama, en la frontera con la Rioja y próxima a la capital ribera, se sitúa este municipio. Fitero surgió en la frontera entre tres incipientes y belicosos reinos: Castilla, Aragón y Navarra.

Disputado por todos, pasaría de unas manos a otras hasta quedar definitivamente incorporado a Navarra en 1373; su nombre, precisamente, es de origen romance y significa frontera, procedente de la palabra latina fictorium.

Hoy conviven en su núcleo urbano trazas medievales y otras más modernas.

Exterior del Monasterio de Fitero :: Descubre navarra, Turismo en Navarra

Exterior del Monasterio de Fitero (Foto: Turismo de Navarra)

Déjate cautivar por la belleza medieval del Cortijo, un reducido foco de población con pequeñas calles en forma de T situado en torno al Monasterio de Santa María la Real, primer cenobio cisterciense de la península ibérica que da notoriedad al lugar.

Descubre tiempos más modernos recorriendo sus céntricas calles anchas y rectas. Escasas son las muestras nobiliarias ya que el Monasterio prohibió la construcción de grandes mansiones y el empleo de blasones en las viviendas.

A la salida de Fitero hacia el balneario en el que se alojó Bécquer, descubrirás el Humilladero del siglo XVI en cuya cruz se recibía al nuevo abad y se le escoltaba en procesión hasta el monasterio. Aquel momento ha quedado registrado para siempre, pues se talló en la piedra de un relieve en el claustro del templo.

Sala Capitular del Monastrio de Fitero - Turismo en Navarra

Sala Capitular del Monastrio de Fitero (Foto: Turismo de Navarra)

En los baños viejos de Fitero nació en 1600 el virrey y obispo, recientemente beatificado, Juan de Palafox y Mendoza, de quien toma el nombre uno de los hoteles del balneario. Dice la tradición que cuando una criada, siguiendo las órdenes de la madre de Juan, se disponía a tirarlo al río Alhama por ser hijo ilegítimo, ésta fue sorprendida por el alcalde de los baños, quien se comprometió a hacerse cargo del pobre niño.

Desde Fitero se pueden realizar diversos paseos como el que lleva hasta la Cueva de la Mora, en la que según escribiera Bécquer, aparece todas las noches el alma desconsolada de una princesa mora que busca agua para su amado cristiano que yace herido en la gruta. Esta cueva cercana al erosionado Macizo de Roscas, nos permite disfrutar de pintorescas formas pétreas.

Se puede visitar también el Centro de rapaces y la Granja-escuela Tujedén, donde te acercarán al mundo de la cetrería.

Qué ver y vistar en Fitero

Monumentos religiosos

Monasterio de Santa María la Real

El monasterio es en la actualidad un conglomerado de edificaciones de diversas épocas, quedando entre las medievales la gran iglesia y la soberbia sala capitular.

La iglesia es una de las mayores y más importantes del Císter español, con girola y cinco capillas absidales en la misma. Consta de tres naves, con seis tramos y otra de crucero. Las bóvedas y, en general, toda la estructura, son de carácter ojival, escasamente moldurado.

El claustro fue construido en el siglo XVI, con nervatura complicada y algunos capiteles interesantes. Llama la atención la Sala capitular, semejante a la del Monasterio de La Oliva. [ +info ]

Otros lugares de interés

Manantial de agua en los Baños de Fitero :: Descubre Navarra, Turismo en Navarra

Manantial de agua en los Baños de Fitero

Monumentos civiles

Fiestas y tradiciones en Fitero

  • Día del Rancho
  • Día de la Empanada
  • Fiestas Patronales en honor de Nuestra Señora María de la Barda, que dan comienzo el domingo siguiente al día 8 de septiembre.
  • Romería del Barranco, coincidiendo con el día de la víspera de la Ascensión.
  • Fiestas de San Raimundo Abad de Fitero, el 15 de marzo.
  • Fiestas de la Juventud, se celebran el primer fin de semana de agosto.

Gastronomía

La rica gastronomía de Fitero, con abundancia de verduras y frutas, se puede degustar en los restaurantes de la localidad. Pero también se puede hablar de peculiaridades culinarias en la preparación de algunos guisos, no faltando los tradicionales ‘calderetes’ o ranchos.

La empanada

Uno de los productos más típicos es la empanada, que se saborea en la víspera de la festividad de la Ascensión, a orillas del Río Alhama en la tradicional “fiesta gastronómica del Barranco”. Tras degustar la empanada se juega al tradicional juego de “las chapas”.

Empanada típica de Fitero :: Disfruta Navarra, Turismo en Navarra

Empanada típica de Fitero

La empanada está hecha en pan de aceite y se rellena, principalmente, de huevo duro, carne (conejo principalmente) y ajos frescos de la rica huerta de la vega del Alhama.

Patatas a la Manarra

Como plato típico se puede citar las Patatas a la Manarra, consistentes en tomar unas patatas de tamaño mediano, lavarlas cortarlas por la mitad y “tajearlas” en la forma de pequeños cuadritos. Con una salsa de sal, ajo, perejil y aceite se introducen en el horno hasta que se hacen y doran.

Dulces

Entre los dulces destacan las Glorias del Císter, realizado en base de hojaldre bañado con yema glaseada y las Tejas de Fitero.

¿Sabías qué…?

Fitero ha rehabilitado su Humilladero, construido a mediados del siglo  XVI y situado en el paraje conocido popularmente como “el paradero”.

Fitero es una de las pocas villas de los alrdedores que sigue teniendo humilladero en su entrada. Antiguamente junto a este monumento estaba un portal de entrada al pueblo, donde los comerciantes que llegaban debían pagar una cierta cantidad (“portazgo”) para poder realizar sus transacciones dentro de la villa.

Desde 1592 se recibía en este humilladero a los nuevos abades del monasterio. Las obras de rehabilitación ha sacado a la luz un “suelo antiguo” cuya fecha de construcción se desconoce.

Buscar alojamientos en Fitero

Fuente de los datos: Gobierno de Navarra y elaboración propia

Guardar

Guardar

Guardar

Dirección

Dirección:

Fitero, Navarra

Teléfono:
Email:

-

Contacta