Radio: Off
Radio:
km Selecciona un radio para la geolocalización
Buscar

El Museo Jorge Oteiza

Situado en el entorno rural de Alzuza, pequeña localidad ubicada a 8 km de Pamplona, el Museo Oteiza alberga la colección personal del del reconocido escultor y artista integral Jorge Oteiza (Orio,1908-San Sebastián, 2003), uno de los creadores más significativos de la escultura del siglo XX. La colección personal está compuesta por 1.650 esculturas, 2.000 piezas de su laboratorio experimental, además de una extensa presencia de dibujos y collages.

El Museo Oteriza es obra del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza, que ha proyectado un gran cubo de hormigón rojizo, que acoge la colección del escultor e integra la vivienda ocupada por Jorge Oteiza durante dos décadas. Este edificio singular ha sido específicamente creado para acoger las investigaciones experimentales de Oteiza y la significación espiritual y metafísica de su creación. Su ejecución representa el reencuentro definitivo del legado de Jorge Oteiza con el testimonio último de Sáenz de Oiza, dos autores fundamentales en la evolución de la escultura y la arquitectura contemporáneas, amigos y colaboradores en diversos proyectos desde su trabajo conjunto en la Basílica de Arantzazu en 1950.

Museo Jorge Oteiza, Alzuza - Turismo en Navarra

Museo Jorge Oteiza, Alzuza (Foto inizaba / Flickr)

Jorge Oteiza donó su colección personal a Navarra en 1992, lo que permitió la creación de su Fundación, dedicada a velar por todo su patrimonio, conservarlo y catalogarlo, así como facilitar los medios para su difusión y la puesta en marcha de los proyectos de investigación contemplados en los estatutos que rigen esta institución. Esta donación ha permitido exponer la colección personal de uno de los artistas más significativos e influyentes del siglo XX, que irrumpió en el panorama artístico internacional tras alzarse con el Gran Premio de la Bienal de São Paulo en 1957 con su Propósito Experimental.

El Museo Oteiza Museoa es el proyecto central de la Fundación Museo Jorge Oteiza Fundazio Museoa, que dispone de unos objetivos más ambiciosos de intervención cultural, basados en la extensión de las reflexiones humanísticas realizadas por Jorge Oteiza a través de la experimentación del lenguaje escultórico, la poesía o las investigaciones antropológicas y lingüísticas, hacia el horizonte de la educación estética del hombre nuevo.

Casa-taller de Jorge Oteiza

Interior del Museo Jorge Oteiza, Alzuza - Turismo en Navarra

Interior del Museo Jorge Oteiza, Alzuza (Foto @yojosemere / Flickr)

La apertura al público de la casa-taller de Jorge Oteiza desde 2003 nos permite contemplar la vivienda original que el artista habitó desde 1975, donde conservó su colección personal y en la que desarrolló la parte final de su trabajo creativo. Su actual presentación pretende mostrarnos la evocación de sus escenarios íntimos y de trabajo y aportar una visión más personal y biográfica al conjunto de la oferta expositiva que ofrece el Museo Oteiza.

Tras vivir varios años en Irún (Guipúzcoa), Jorge Oteiza se instaló en Alzuza con su mujer, Itziar Carreño, después de adquirir y rehabilitar una vieja casa de labranza que se encontraba abandonada. Oteiza convirtió este amplio espacio (con 800 metros cuadrados) en vivienda, espacio de trabajo y almacén para su colección de esculturas, piezas del Laboratorio de Tizas, su biblioteca personal y toda la documentación que atestigua su constante labor creativa y la diversidad de fórmulas de expresión utilizadas para pronunciarse desde manifestación cultural.

Este espacio se convirtió, hasta mediados de los años noventa, cuando el artista se instaló de manera regular en Zarautz, en escenario de encuentros y debate intelectual con diversos representantes de ámbitos sociales, culturales y políticos, que encontraron en Oteiza un referente a la hora de trazar las coordenadas de las diferentes realidades.

La rehabilitación de esta vivienda constituye ahora la evocación de este escenario vital y creativo, que proyecta la imagen del hombre íntimo y social, del humanista enfrentado a su trabajo solitario y del gran activador civil. Un espacio que permite intuir las huellas del hombre a partir de la reconstrucción de sus elementos de trabajo, sus esculturas, objetos y documentos personales como representantes vivos de su particular cosmovisión, capaces de aportar los datos necesarios para completar el retrato de este creador integral.

La rehabilitación y exposición museográfica de la casa-taller propone un itinerario por tres espacios básicos, habitados y conformados por el artista. Se trata de El Laboratorio, centrado en el proceso creativo y la obra del artista; La Casa, testimonio del hogar del artista y lugar de intimidad y reflexión; y El Taller, que acoge los espacios para desarrollar los talleres didácticos para el aprendizaje estético del niño.

La relación entre estos tres espacios articula nuestro recorrido, encontrándonos primero con El Laboratorio. Aquí se muestran diversos elementos representativos del trabajo del artista. Señas de identidad de un proceso creativo que avanza desde las herramientas hacia los materiales en proceso de trabajo, para concluir en las esculturas finales. Materias primas en proceso de talla, piedras como esculturas potenciales, elementos para la construcción en hierro, o esculturas soldadas antes de viajar a la calderería se juntan aquí con algunas cajas metafísicas, bustos de los apóstoles de Arantzazu o fundiciones seriadas como pruebas de diferentes pátinas. Las piezas abandonan aquí momentáneamente su condición definitiva para mostrarse como elementos de un trabajo de búsqueda constante, de experimentación continua. El taller expone, entre otras piezas, la pieza base del Retrato de un Gudari llamado Odiseo que hoy se encuentra ubicada en la Ciudadela de Pamplona.

Más adelante, nos adentramos en el espacio de La Casa, que acoge cerca de 200 imágenes del álbum personal de Oteiza. Desde grandes paneles que nos enfrentan con la mirada del artista, hasta decenas de pequeñas imágenes que rememoran sus escenarios vitales en Orio, Sao Paulo, Arantzazu, Agiña, Irún, Madrid o Alzuza, entre otros. Y testimonios que recuerdan sus encuentros con artistas como Nicolás de Lecuona, Narcis Balenciaga, Eduardo Chillida, o Néstor Basterretxea, arquitectos como Daniel Fullaondo y Sáenz de Oiza, además de otros momentos como la celebración con Juan Huarte en Sao Paulo tras alzarse con el Gran Premio de Escultura en 1957, su amistad con Miguel Pelay Orozco, Paco Ibáñez, Julio Caro Baroja, su encuentro con el bertsolari Xalbador, el Grupo Gaur y la continua presencia de su mujer, Itziar.

La presentación de diversos manuscritos, textos libros y otros objetos adquieren aquí la categoría de testimonios de la personalidad del artista, que concluye en la rehabilitación de su despacho, como testimonio del espacio de trabajo junto a una muestra de su Laboratorio de Tizas.

Por último, la planta inferior de la casa alberga la zona de El Taller, especialmente habilitada para desarrollar las actividades didácticas y los programas de trabajos con los escolares.

Todos los espacios de la casa-taller de Oteiza, salvo El Taller, son visitables junto con la adquisición de la entrada al Museo Oteiza. La exposición de la casa-taller es un proyecto de Concha Lapayese, Darío Gazapo y Vicente Sáenz.

Interior del Museo Jorge Oteiza, Alzuza - Turismo en Navarra

Interior del Museo Jorge Oteiza, Alzuza (Foto Carlos Jiménez / Flickr)

La Biblioteca del Museo Oteiza

El Museo Oteiza acoge en su planta superior una sala habilitada como Biblioteca y Centro de Documentación. Este espacio acoge, entre otros materiales, los más de 5.000 volúmenes de la biblioteca personal del artista.

Como parte de un legado personal, la biblioteca se compone de documentos únicos, distintos de los fondos impresos de cualquier biblioteca pública, en tanto en cuanto los libros contienen en su mayoría comentarios y subrayados de Jorge Oteiza, que son de gran valor para el estudio de su personalidad, vida y obra. Se trata, por tanto, de una biblioteca orientada a la investigación.

La Biblioteca acoge también una mesa cuadrada con 20 plazas, construida a partir de un prototipo que diseñó el arquitecto Sáenz de Oiza para la primera exposición Nueva Forma celebrada en los locales de HISA en Madrid en 1967 y en la que participaron Oteiza, Chillida, Palazuelo y Millares junto con los arquitectos Sáenz de Oiza, Fernández Alba y Fullaondo. La mesa original expuesta en aquella muestra fue destruida y ha sido ahora reconstruida en esta pieza singular y exclusiva para este espacio.

Horarios y precios

Horarios

  • Horario de invierno (1 septiembre-30 junio):
    Martes y miércoles, acceso limitado mediante visita guiada gratuita a las 11.00 y las 13.00 horas, previamente concertada.De jueves a viernes, de 10.00 a 15.00 horas.
    Sábados, de 11.00 a 19.00 horas.
    Domingos y festivos, de 11.00 a 15.00 horas.
    Lunes cerrado incluidos festivos.
  • Horario de verano (1 julio –  31 agosto):De martes a sábado, de 11h a 19h horas.
    Domingos y festivos, de 11.00 a 15.00 horas.
    Lunes cerrado incluidos festivos.

La taquilla cerrará media hora antes del cierre del Museo

Tarifas

  • General: 4 €
  • Reducción (2 euros): estudiantes
  • Exención del pago de de visita, previa acreditación, las personas de la Unión Europea menores de 18 años, las mayores de 65, las que estén jubiladas y las afectadas por un grado de minusvalía de al menos el 33 por 100.
  • Entrada gratuita todos los viernes, salvo festivos

Fuente de los datos: Gobierno de Navarra y elaboración propia

Guardar

Contacta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Volver Arriba

También te puede gustar...

Loading…

¡No te lo pierdas!

Loading…

Alojamientos recomendados

Loading…
Estadísticas 28 Categorías 7 Localizaciones 394 Recursos
Translate »