Radio: Off
Radio:
km Selecciona un radio para la geolocalización
Buscar

Ochagavía, la postal del Pirineo en el valle de Salazar

Ochagavía es un pueblo de esos que enamoran, de esos a los que sabes que algún día volverás. Quizás por el carácter acogedor de las gente, por el ambiente en los bares del pueblo, por la mezcla de mucha gente de fuera que va a admirar el paisaje del entorno. No se sabe qué tiene, pero es un pueblo que enamora.

Ochagavía es la fotografía perfecta, esa que siempre queda bien; no importa ni el día ni la luz. Es la postal del Pirineo navarro con sus calles empedradas, sus cuidadas viviendas de tejados empinados y su río con un viejo puente medieval.

La iglesia de piedra, de la que sobresale una robusta y elegante torre, ofrece una interesante perspectiva que rompe la horizontalidad de una instantánea.

El paisaje de altas cumbres y profundos bosques completa una imagen en la que no deben faltar las antiquísimas danzas en honor a la Virgen de Muskilda.

Ochagavía, Valle de Salazar - Turismo en Navarra

Ochagavía, Valle de Salazar, Navarra (Foto: SantiSP / Flickr)

Rodeado de altas cumbres y extensos boques de hayas y pinos silvestres, es una de las localidades más pintorescas del Pirineo navarro por la arquitectura de su caserío y por su ubicación en la confluencia de los ríos Zatoia y Anduña, que a partir de este punto se denomina Salazar. La villa se extiende a ambos lados del río y es ideal punto de partida para rutas de senderismo y BTT.

Situado a 764 metros de altitud en el extremo más septentrional del Valle de Salazar —al noreste de Navarra—, cumple el estereotipo de típico pueblo del Pirineo Navarro. Su rotunda arquitectura en piedra gris, sus antiguos puentes sobre el río Anduña, las empinadas techumbres a dos aguas de sus casas, las fachadas de sillería, muchas decoradas con escudos tallados en la piedra, los típicos portalones navarros, y la iglesia de San Juan Evangelista, hablan del renombre que a lo largo de los siglos tuvo esta villa salacena.

Ochagavía está estratégicamente muy bien situado ya que constituye uno de las principales puntos de acceso a la Selva de Irati. Permite también pasar a Francia a través del majestuoso puerto de montaña de Larrau.

Ochagavía no se olvida. Es contundente, fuerte, como si fuera una montaña de las que la rodean.

Unas pinceladas de historia

En el siglo XI aparecen las primeras referencias a la villa de Ochagavía. Siempre fue el núcleo con más población del valle de Salazar, lo que le valió la consideración de “capital”. Sin embargo, hoy en día, este cometido le corresponde a Ezcároz.

A finales del siglo XVIII, los franceses arrasaron estas tierras en una de sus incursiones hacia el territorio peninsular, pero la reconstrucción posterior en el siglo XIX trajo definitivamente calma a la villa.

Qué ver y visitar en Ochagavía

Ermita de Nuestra Señora de Muskilda, Ochagavía :: Descubre Navarra, Turismo en Navarra

Ermita de Nuestra Señora de Muskilda, Ochagavía

El encanto de Ochagavía se debe en gran medida a la estampa que ofrece el pueblo con su puente medieval, sus estrechas calles empedradas y el cuidado caserío alineado en torno al río Anduña.

Las casas son de piedra, con tejados empinados a dos o cuatro aguas y trabajados dinteles y balcones. Entre ellas destacan los palacios medievales de Urrutia, Iriarte y Donamaría y algunas casas blasonadas de los siglos XVIII y XIX.

En cuanto a la arquitectura religiosa, cabe señalar la Iglesia de San Juan Evangelista, una obra con restos de la época medieval (hacia 1.200) y de los siglos XVI y XVII. En el exterior, el templo conserva el tejado de tablillas típico de las edificaciones salacencas hasta principios del siglo XX.

El interior de la parroquia de San Juan guarda tres retablos renacentistas de considerable valor, contratados por Miguel de Espinal en 1.574. El retablo, de gran altura y traza ochavada para adaptarse a la forma del ábside, consta de un banco, cuatro cuerpos entre columnas y ático. En el coro se conservan las catorce sillas contratadas por Espinal, con hermes y figuras desnudas en los apoyaderos de los brazos y respaldos lisos a excepción del principal.

La parroquia conserva un buen conjunto de piezas de orfebrería y algunos lienzos como el de la Magdalena.

A la entrada del pueblo nos encontramos con un crucero, en el lugar de confluencia de los ríos Zatoya y Anduña, construido en la primera mitad del siglo XVI.

Otra construcción interesante es el Santuario de Nuestra Señora de Muskilda, ermita románica del siglo XII, situada a cuatro kilómetros de Ochagavía sobre una colina.

Fiestas y tradiciones

La Navarra pirenaica cuenta con una joya que generaciones de salacencos han sabido conservar: las antiquísimas danzas de Ochagavía. Una excelente ocasión para visitar la localidad es el 8 de septiembre. En esta fecha se celebra la romería a la ermita de Muskilda.

Un grupo compuesto por ocho danzantes, ataviados con trajes típicos y acompañados por “el Bobo”, danzante arlequín vestido de verde y rojo, bailan dos paloteados y una jota antes de sacar a la virgen en procesión. Todo un espectáculo que atrae a numerosos visitantes.

Danzantes de Ochagavía - Turismo en Navarra

Danzantes de Ochagavía, Navarra (Foto: E. Buxens)

Otra fiesta singular es Orhipean, fiesta consiste en recrear una jornada cualquiera de la vida cotidiana de Ochagavía a principios de siglo pasado donde, con el pueblo totalmente ambientado como escenario y con la participación de sus vecinos debidamente caracterizados con atuendos y peinados de la época, se van desarrollando las diferentes faenas y actividades tradicionales. [ +info ]

Otras fiestas en Ochagavía son:

  • Fiestas Patronales: Se celebran el 8 de septiembre en honor de la Virgen de Muskilda. Las fiestas empiezan con el tradicional chupinazo desde el balcón de la Casa Consistorial el 7 de septiembre y duran cinco días.
  • Santa Ana: Se celebra el 26 de julio. Las fiestas las organizan los quintos y duran 3 días. Ese mismo día también se celebra la romería a Muskilda.
  • San Juan Evangelista: Es el copatrono de la villa. Se celebra el 27 de diciembre.

Deporte en los alrededores de Ochagavía

Si lo que buscas en el entorno de Ochagavía es hacer deporte, estás de enhorabuena. En época invernal, las pistas de esquí de fondo de Abodi-Salazar te permiten adentrarte en el corazón de Irati. El edificio de acceso se ubica en la antigua aduana de Pikatua, en la carretera de Larrau a 13,5 kilómetros de Ochagavía.

Puedes elegir entre cuatro recorridos, con una longitud total cercana a los 30 kilómetros, según el estado de la nieve, y con distintos grados de dificultad.

El Pico de Ori (2.021 m.) es la montaña más emblemática del valle de Salazar. Es una montaña fácil y muy agradecida. Su cumbre, a la que se accede en apenas una hora desde el aparcamiento situado en el alto de Larrau, ofrece unas excepcionales vistas sobre la Selva de Irati y los picos cercanos.

También puedes realizar diversas rutas de senderismo: “camino viejo a Irati y Muskilda”, “barranco de Otsate”, “Ochagavía-Udi-Jaurrieta-Ezcároz” u “Ochagavía-Isaba“. Si prefieres disfrutar de las pistas forestales del bosque de Irati, súbete a tu bicicleta de montaña y marca tu propia ruta.

Ochagavía cuenta con una Oficina de Turismo donde te informarán ampliamente de las rutas que puedes realizar.

Comparte el edificio con un Centro de Interpretación de la Naturaleza que ofrece diversa información sobre la vida y la naturaleza del Valle de Salazar y en especial de ese gran bosque que constituye la Selva de Irati. Desde el casco urbano, una carretera de 23 kilómetros que atraviesa la Sierra de Abodi te adentrará en un paraíso de hayedos y abetos.

El embalse y la selva de Irati en otoño - Turismo en Navarra

El embalse y la selva de Irati en otoño

Gastronomía

No olvides la exquisita oferta gastronómica de la villa y, por extensión, todo el valle. Degusta las migas, un plato pastoril a base de pan seco hecho en la sartén con grasa de tocino y longaniza. Prueba la ternera y el cordero lechal, o la trucha a la Navarra, frita con jamón.

Otra posibilidad son las exquisitas setas, como los perretxikos en primavera y los hongos en otoño, o las piezas de origen cinegético, como el ciervo, el jabalí o la paloma. Termine con una cuajada o queso de Denominación de Origen Roncal y un pacharán navarro, muy digestivo.

Encuentra alojamiento en Ochagavía

Fuente de los datos: Gobierno de Navarra

Guardar

Guardar

Guardar

Dirección

Dirección:

Ochagavía, Navarra

Teléfono:
Email:

-

Contacta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Volver Arriba

También te puede gustar...

Loading…

¡No te lo pierdas!

Loading…

Alojamientos recomendados

Loading…
Estadísticas 30 Categorías 7 Localizaciones 422 Recursos
Translate »