Radio: Off
Radio:
km Selecciona un radio para la geolocalización
Buscar

Parque Natural del Señorío de Bértiz, Oieregi

¿Te atrae la idea de recorrer un precioso jardín botánico y descubrir especies tan singulares como gingkos de China, secuoyas de California, castaños de Balcanes y nenúfares? ¿Quieres conocer a simpáticos animales como mirlos, ardillas o pájaros carpinteros? ¿Te gustaría pasar una jornada tranquila sintiendo el latido del corazón del bosque?

Todo esto es posible en el Parque Natural del Señorío de Bértiz. 2.040 hectáreas de exuberante vegetación a 49 km. al norte de Pamplona. Un rincón verde de gran belleza en el Pirineo occidental navarro, a orillas del río Bidasoa.

Si el bueno de don Pedro Ciga Mayo levantase la cabeza quedaría satisfecho al comprobar el estado de este destacado espacio natural. Auténtico enamorado de la naturaleza, fue este hombre el último propietario particular del señorío quien, al morir, legó sus posesiones a la Diputación navarra, con la única condición de que lo mantuviera como lo dejó.

Este enclave natural forma parte del término municipal de Oieregi y limita al norte con Etxalar y al este con el valle de Baztán.

Señorío de Bértiz - Turismo en Navarra

Señorío de Bértiz

El origen de este espacio se remonta hasta el 1554, fecha en la que los reyes de Navarra encomendaron al señor de Bértiz el cuidado de tres nidos de halcón localizados dentro de sus posesiones. El actual esplendor del recinto se debe al último señor de Bértiz, don Pedro Ciga, quien donó la finca en 1949 al Gobierno de Navarra, que la declaró Parque Natural.

El jardín del Señorío de Bértiz

El jardín situado a la entrada de la finca es una de las partes más destacadas de Bértiz. Levantado en 1847 y ampliado hace más de 100 años, alberga una cuidadísima masa forestal compuesta por 120 especies de árboles diferentes, donde se mezclan las autóctonas con otras traídas por Ciga de remotos lugares.

Merecen citarse el ciprés calvo —uno de los mejores ejemplares de Europa— o los tupidos bosquetes de bambú.

Además, es el único lugar de España que cuenta en su hábitat con las siete especies distintas de pájaros carpinteros que habitan en la península. Un indicador de la buena conservación de este Parque Natural, ya que los pícidos sólo habitan en bosques maduros donde haya árboles de gran porte y bien conservados.

Una red de paseos permite descubrir los distintos grupos vegetales, así como grutas, cascadas y pequeños estanques. Aquí se levanta el palacio de Bértiz, hoy Centro de Interpretación de la Naturaleza.

El Parque Natural de Bértiz

Más allá se encuentra el parque natural, cuyo notable estado de conservación junto con la peculiar climatología del lugar —aquí se registra una precipitación anual media de 2.000 litros por metro cuadrado— le convierten en un destacado ejemplo de bosque atlántico caducifolio.

Existen diversos senderos de distinta longitud y pendiente que te permitirán disfrutar de los matices de este bosque atlántico.

Una pista de 11 kilómetros recorre su interior hasta acceder al palacete de Aizkolegui. Situado en la cumbre de un monte a 830 metros de altitud, ofrece las mejores perspectivas del parque natural.

Asimismo, intérpretes especialistas pueden guiarte a través de rincones inolvidables mientras relatan historias fantásticas sobre personajes mitológicos.

Explora este bosque atlántico donde un microclima húmedo con ausencia de heladas ha creado una naturaleza elegante y exultante.

Por el parque…

Señorío de Bértiz - Turismo en Navarra

Señorío de Bértiz (Foto: Turismo de Navarra)

En la entrada al parque se encuentra el jardín botánico, con más de 100 años de antigüedad es el mayor tesoro del Parque Natural. Un entramado de caminos te permitirá admirar más de 120 especies de árboles y arbustos diferentes.

Fue diseñado por un jardinero francés en 1847, y don Pedro Ciga lo amplió mezclando especies autóctonas con otras traídas de remotos lugares. Entre las primeras, las hayas son la especie más abundante, y entre las más curiosas pueden citarse el ciprés calvo, cedros de Líbano, el gingko de China, araucarias de la Tierra de Fuego, secuoyas de California, camelias, azaleas y bambúes.

Joyas del Art Nouveau como estanques, puentes, glorietas, un mirador Belle Epoque y una capilla incrementan la belleza exclusiva de este edén.

El jardín no es el único atractivo de Bértiz. En él encontramos diversos equipamientos destinados a la educación ambiental. Cerca del mirador se halla el Palacio de Ciga convertido en sala de exposiciones, y el Centro de Interpretación de la Naturaleza, que ilustra sobre el ecosistema del parque y espacios próximos.

Fuera del jardín, existe una amplia zona verde con merendero y columpios, aparcamiento, una exposición de esculturas al aire libre, una carbonera, que muestra cómo se elabora el carbón vegetal, una calera, para calcinar caliza y la oficina de información turística, certificada con la Q por su calidad en el servicio. En ella se ofrece un mapa-guía del parque con indicaciones sobre las instalaciones y recorridos de este enclave natural.

Un buen punto de partida si deseas adentrarte en el bosque, la zona más extensa del parque con fuerte desnivel que oscila entre 110 y 842 metros.

Senderos en el Parque Natural del Señorío de Bértiz

Algunos de los senderos que podrás recorrer en el Parque Natural de Bértiz:

Aizkolegi: una pista de 11 km. le llevará hasta el punto más alto de Bertiz donde se asienta el palacio de Aizkolegi, construcción modernista de principios del siglo XX que permanece cerrada y que nos retrotrae a los días de esplendor del Señorío hace un siglo.

Constituye un excelente mirador sobre el parque y valles colindantes. (Tiempo estimado: entre 6 y 7 horas)

Plazazelai: recorrido lineal de 8 km. hasta el portillo que marca el límite del Señorío de Bértiz con el valle de Baztán. (Tiempo estimado: 5 horas). Único recorrido autorizado para ciclistas.

Senda Irretarazu: 7 km. por sendas y pistas desde la carbonera. Este recorrido muestra los usos tradicionales del bosque. (Tiempo estimado: 4 horas). Dos variantes de menor recorrido son la Senda del Suspiro (5 km) y la de Iturburua (3 km).

Cualquier estación del año es buena para visitar el parque, aunque si eliges la época estival, disfrutarás de una vegetación en todo su esplendor y de excelentes sombras.

A mediados de otoño, el verde intenso del verano da paso a ocres y rojos y es un buen momento para observar los movimientos migratorios de numerosas aves.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Dirección

Dirección:

Señorío de Bértiz, Oieregi

Teléfono:
Email:

-

Contacta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Volver Arriba

También te puede gustar...

Loading…

¡No te lo pierdas!

Loading…

Alojamientos recomendados

Loading…
Estadísticas 28 Categorías 7 Localizaciones 394 Recursos
Translate »