Radio: Off
Radio:
km Selecciona un radio para la geolocalización
Buscar

El Valle de Améscoa, más que un valle

El valle de Améscoa constituye una exquisita receta con ingredientes de primerísima calidad: una parte de valle cerrado, el que le da nombre, otra de sierra amesetada y fuertemente karstificada, Urbasa, y otra de sierra abrupta, Lóquiz.

Territorio extenso, el valle de Améscoa cuenta con una exuberante naturaleza y paisaje, buena parte de él calificado como L.I.C. (Lugar de Importancia Comunitaria), por sus hábitats naturales, su flora y su fauna. Aquí desaguan en su territorio los macizos de Urbasa y Lóquiz, dando lugar al Urederra, con su impresionante nacedero, y al discreto Itxako. Frontera bioclimática con zonas de carácter atlántico, otras de submediterráneo y manchas de carácter mediterráneo. Importantes masas de arbolado autóctono (haya, roble y encina).

Cuenta con vestigios de una larga prehistoria, con importante estación megalítica. Un rico patrimonio histórico con itinerarios y elementos de interés señalizadosy una notable gastronomía con protagonismo para el ovino y derivados: cordero, queso y cuajada.

Valle de Améscoa, Navarra :: Descubre Navarra, Turismo en Navarra

Vista del Valle de Améscoa

Situado a menos de una hora de Logroño, Pamplona y Vitoria y a poco más de San Sebastián y Bilbao.

Las Améscoas

Améscoa, Améscoas o Las Améscoas. Améscoa Alta y Améscoa Baja. Normalmente nombrados como valles.

Situadas en en el extremo noroccidental de la merindad de Estella, Navarra, en la proximidad de la divisoria con Álava, ocupa un largo valle entre las sierras de Urbasa y de Lóquiz, más la franja meridional de Urbasa, mas la parte septentrional de Lóquiz. De tal manera que la extensión de lo que es estrictamente valle, en sentido geográfico, no llega a la mitad de la superficie total. Por eso se dice que es  “Más que un valle”.

Del conjunto, todo a excepción de la zona habitada, está clasificado como L.I.C. (Lugar de Importancia Comunitaria) para la conservación de hábitats y especies, y más de 50 Km2 están incluidos en el parque Natural de Urbasa y Andia.

Un conjunto de once lugares. Tres de ellos, los que constituyen el conjunto de Améscoa Alta: Aranarache, Eulate y Larraona, que tienen carácter de municipios independientes. Améscoa Baja es un conjunto de pueblos con carácter de concejo y que, en bloque, constituyen un ayuntamiento: Artaza, Baquedano, Baríndano, Ecala, Gollano, San Martín, Urra y Zudaire.

Vista del valle de Améscoa :: Descubre Navarra, Turismo en Navarra

Vista del valle de Améscoa (Foto: Raul Lopez / Flickr)

En total suman alrededor de 1.400 habitantes, estando todos los núcleos urbanos ubicados en el fondo del valle, con altitudes variables entre los 560 y los 780 m., en tanto que las cotas más altas del territorio rebasan los 1.100 m.

Mapa-guía del Nacedero del Urederra y el valle de Améscoa

Naturaleza y paisaje en Améscoa

Pese a su no excesiva extensión, poco más de 120 Km², en este territorio confluyen factores de alta diversidad natural que contribuyen a ofrecer modelos muy variados de naturaleza y paisaje: de una parte, una orografía de altiplano, como el de la sierra de Urbasa; de otra, la típica de sierra, la de Lóquiz; y, finalmente, un valle abarrancado entre ambos, Améscoa, que da nombre a todo el conjunto.

La altimetría es igualmente variada: desde los 500 m del fondo sureste del valle, hasta los 1.150 de Ekaitzaburua.

Améscoa cuenta con un bioclima de carácter atlántico en el norte, en el llamado Monte Limitaciones, en Urbasa, y submediterráneo en los valles y mediterráneo en zonas aisladas de Améscoa Baja.

Estos factores, unidos a los geomorfológicos y a los propios de cada estación, generan una espléndida muestra de naturaleza y paisaje, con fauna y flora específicas, en cada una de las variantes que pueden admirarse.

Los desagües de Urbasa y Lóquiz han modelado el terreno, configurando muescas y barrancos y dando origen a diversos caudales y ríos, como Urederra, Uiarra e Itxako.

Riqueza y variedad de hábitats que ha propiciado la calificación de LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) para dos tercios del territorio amescoano.

Reserva Natural del Nacedero del Urederra

El Nacedero del Urederra es un desagüe natural del acuífero de Urbasa. Impresionantes cascadas que, tras una accidentada caída de más de cien metros, dan vida al río Urederra.

El paso del agua ha modelado, a lo largo de millones de años, la gigantesca entalladura producida en el reborde sur de Urbasa y que constituye un anfiteatro rocoso de belleza incomparable: el balcón de Pilatos.

Balcón de Pilatos o de Ubaba, sobre el Nacedero del Urederra :: Descubre Navarra, Turismo en Navarra

Balcón de Pilatos o de Ubaba, sobre el Nacedero del Urederra

Aquí nos encontramos mayoritariamente hayas y robles, pero también olmos, fresnos, tilos, serbales, arces, encinos, avellanos, tejos, y otras variedades. Este conjunto de bosque, ribera y roquedo, alberga una rica fauna en la que destacan las especies rupícolas: el buitre, el aguilucho cenizo, el alimoche, el milano real, el milano negro, el cuervo, la chova piquirroja y la piquigualda. [ +info ]

Sierra de Urbasa

Un extenso macizo que alterna el bosque de hayas con las praderas o “rasos”, donde pastan diversas especies ganaderas. Sierra amesetada con los bordes recortados y más elevados que el centro, situada entre la Sierra de Andia y la divisoria con Álava, en el extremo nor-oeste de la merindad de Estella.

Su carácter fuertemente karstificado propicia la abundancia y variedad de formas, tanto en superficie como en profundidad. Su acuífero subterráneo almacena gran cantidad de agua y tiene su desagüe principal en el incomparable marco del Nacedero del Urederra.

La riqueza y grado de conservación de sus variados hábitats, de su fauna y de su flora, así como una gama paisajística privilegiada, han propiciado su calificación como Parque Natural. Es además frontera geográfica, geológica, bioclimática y etnográfica.

La presencia humana ha dejado abundantes vestigios en la zona, desde hace mil siglos, en el Paleolítico Inferior, y se ha mantenido, con carácter estacional o consolidada, hasta nuestros días. Ha tenido como principales aprovechamientos el forestal y el ganadero, y en menor medida: carboneras, neveras, caleras, tejerías, ferrerías de monte, caza, etc. [ + info ]

La Sierra de Lóquiz

Un macizo kárstico, pero de carácter menos marcado que el de Urbasa, con cuatro acuíferos principales. Uno de ellos, el de Itxako, destinado al abastecimiento de agua a la ciudad de Estella.

De forma alargada, discurre en paralelo al macizo de Urbasa, constituyendo el flanco meridional del valle de Améscoa. A sus piés discurre el cauce del río Uiarra.

Sierra de Lóquiz :: Descubre Navarra, Turismo en Navarra

La Sierra de Lóquiz desde Monjardín (Foto: Raul Lopez / Flickr)

Cuenta con una flora muy variada ya que mantiene el carácter de frontera bioclimática de manera muy marcada, escalonándose sus diversos caracteres, desde los hayedos y pastos de la zona más alta, pasando por robledales, encinares y bojedales de la zona media, hasta dar con madroños, coscojas, sabinas, carrascas, carrasquillas y serbales en la zona sureste. [ + info ]

Otros lugares de interés

Reserva Natural de Basaula

Una estrecha y corta barrancada en declive, abierta en las calizas cretácicas a lo largo de millones de años por el fluir de las aguas de Lóquiz de cuyo karst constituyó el desagüe natural.

Un paraje de notable belleza con el fondo del barranco cubierto de arbolado de tipo mesomediterráneo. Son dominantes carrascas y quejigos de buen porte, pero se dejan ver otras especies como la encina, la carrasquilla, el arce de Montpellier, tejos, tilos, serbales y otros. El conjunto alberga una rica avifauna en la que destacan las rapaces. Es territorio también de gato montés, fuina, jabalí, zorro y tejón.

A destacar la cueva de Basaula, con los primeros 300 m “paseables” y más de 2 Km de galerías exploradas, para cuyo recorrido se precisa conocimientos de espeología y equipamiento adecuado.

Monte de Limitaciones

Monte común cuya propiedad, uso y disfrute corresponde a los vecinos del valle desde 1412 por decisión de la corona navarra y cuya gestión es responsabilidad de una Junta integrada por miembros de los cuatro ayuntamientos.

Arbolada de haya en un 87%, su explotación forestal supone la fuente de financiación pública mayoritaria para los ayuntamientos del Valle de Améscoa. Además de hayas nos encontrramos arces (variedades Campestre y de Montpellier), robles en las zonas más bajas y expuestas al sol, tejo, abedul, avellano y coníferas de plantación. Entre los arbustos: enebro, acebo, espino navarro y espino albar.

Monte Limitaciones, valle de Améscoa :: Descubre Navarra, Turismo en Navarra

Monte Limitaciones, valle de Améscoa (Foto: Raul Lopez / Flickr)

El hayedo se abre para dejar lugar a amplios rasos, que propician la existencia de ganadería: ovejas, vacas y caballos que disfrutan de los pastos de este monte.

En cuanto a la fauna, hay que destacar las aves y entre ellas, rupícolas, rapaces, córvidos y paseriformes, fácilmente perceptibles desde el Balcón de Ubaba, sobre el Nacedero del Urederra. Hay jabalí, corzo, zorro, tejón, lirón gris, comadreja, ardilla, liebre, etc. Pueden verse también diversos tipos de anfibios y algunos reptiles.

Debido a su condición kárstica, se aprecian geoformas muy características de esta formación: dolinas, uvalas, poljes, lapiaz, simas y cavidades.

Tradiciones y fiestas en el valle de Améscoa

Como más significativas y por orden cronológico, habría que citar las previas a la cuaresma, Lardero y Carnaval propiamente dicho. Los de colocación del Mayo ya relacionados con la protección y fertilidad de las cosechas y, finalmente, los vinculados a la festividad de San Juan.

En el primer caso, los días tradicionales de celebración son el llamado Jueves de Lardero, último jueves antes de Cuaresma, protagonizado tradicionalmente por los niños. Éstos realizan un recorrido pidiendo dinero y alimentos, encabezados, en un caso por uno de ellos disfrazado de obispo —concretamente San Nicolás— con dos ayudantes o monaguillos; y la niñas, encabezadas por la reina, dama o mayordoma, también con dos ayudantas, para la misma tarea. El desenlace es el de la celebración de una comida o merienda.

En el Carnaval —que celebran el Martes de carnaval los niños y el sábado anterior los adultos—, el disfraz tradicional es el de Txitarros o Katxis: ropa vieja, pieles de animales diversos, sacos de arpillera, caretas rústicas. Blandiendo vejigas hinchadas, arrojan cenizas sobre los espectadores.

A finales de abril o primeros de mayo se ha recuperado la tradición de levantar el Mayo. Un ritual precristiano que consiste en cortar un haya joven y larga (de más 20 metros), arrastrarla hasta el lugar escogido en el núcleo urbano, adornarla, bendecirla y levantarla a mano por los varones del pueblo. Un rito de fertilidad y de protección de las cosechas.

Finalmente están los rituales de San Juan, que van desde la hoguera de la víspera, las abluciones de madrugada y las enramadas.

Al margen de las fiestas patronales de cada uno de los pueblos del valle, hay una celebración unitaria que tiene lugar en un sábado que no coincida ni con la semana de San Pedro (fiestas de Eulate) ni con la semana de San Fermín (copatrono de Navarra). Es el Día del Valle de Améscoa, que conmemora el reconocimiento por la corona de Navarra de la propiedad, uso y disfrute de los amescoanos sobre el Monte Limitaciones.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Dirección

Dirección:

Zudaire, Navarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Volver Arriba

También te puede gustar...

Loading…

¡No te lo pierdas!

Loading…

Alojamientos recomendados

Loading…
Estadísticas 28 Categorías 7 Localizaciones 394 Recursos
Translate »