Radio: Off
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Navarra es natural, es naturaleza

Foz de Lumbier - Turismo en Navarra

Vista de la Foz de Lumbier (Foto:Turismo de Navarra)

Biodiversidad

La diversidad biológica es el principal rasgo de la riqueza de la naturaleza de Navarra.

Esta elevada biodiversidad se debe en buena medida a su peculiar ubicación, en la que confluyen tres regiones biogeográficas: la alpina, la atlántica y la mediterránea. Pero también es fruto de la escasa densidad de población (59 h/km2 frente a los 91 de España), de un desarrollo armónico que ha conjugado el crecimiento económico y social con el respeto a la naturaleza, de la alta sensibilidad medioambiental de sus habitantes y de una avanzada política de gestión de los hábitats.

Espacios naturales

En Navarra existen principalmente dos redes de espacios naturales que se superponen y complementan: La Red de Espacios Naturales Protegidos de Navarra (RENA) y Natura 2000, red creada por la Unión Europea para la conservación de la diversidad biológica. La primera ocupa aproximadamente el 8% del territorio de la Comunidad Foral, y la segunda el 25%.

La RENA está formada por Reservas Integrales, Reservas Naturales, Enclaves Naturales, Áreas Naturales Recreativas, Monumentos Naturales, Paisajes Protegidos y Parques Naturales, y la Red Natura 2000 por Lugares de Importancia Comunitaria (LIC/ZEC) y Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Dos de los espacios incluidos en dichas redes están catalogados como Humedales de Importancia Internacional: la Laguna de Pitillas y la Laguna de las Cañas (Viana).

Por su extensión e importancia, merece la pena detenerse en los tres Parques Naturales declarados en Navarra: Señorío de Bértiz, Urbasa y Andía y Bardenas Reales.

La fauna

La importancia de las aves

Navarra cuenta con una importante representación de especies animales, aunque es especialmente significativa la importancia de las aves. En el Pirineo es posible ver mamíferos como los sarrios, corzos, ciervos, lirón gris y marmota y también de vez en cuando se encuentra el oso pardo.

En cuanto a las aves, una de las joyas más importantes de la zona es el quebrantahuesos. También son importantes el urogallo y el pito negro. En la zona atlántica y sierras prepirenaicas, los mamíferos más importantes son el gato montés, el zorro y el jabalí, mientras que dentro de las aves, son las rapaces las que presentan una mayor relevancia.

Las foces son el reino de estas especies, entre las que figuran buitres, alimoches, águila real y milano real. En la Navarra Media y Baja, los sotos son el lugar de invernación para aves como la garza real, el martinete común, el zampullín chico y el ánade real, mientras que en las Bardenas habitan aves propias de lugares esteparios como la alondra de Dupont y la ganga.

La flora

El 33% de la flora española

En Navarra se ha detectado la presencia de 2.650 especies de helechos y plantas con flores y están catalogadas unas 1.700 especies de setas y hongos. Si se calcula que el número de taxones de plantas vasculares (helechos y plantas con flores) presentes en España oscila entre los 8.000 y 9.000 (un 80-90% del total presente en la Unión Europea), en Navarra el número aproximado de especies y subespecies de la flora vascular supone el 33% respecto a España y el 20% en relación con la Unión Europea, y todo ello en un área que representa el 2% de la superficie española.

No existen apenas, sin embargo, plantas exclusivas de Navarra, ya que sólo se conocen dos subespecies endémicas: la cochlearia aragonensis subespecie navarrana y la Iberis carnosa subespecie nafarroana, ambas de la familia de las crucíferas.

Los bosques

Uno de los rasgos característicos de la naturaleza navarra son los bosques. Prácticamente todo el territorio navarro tiene vocación forestal. A diferencia de lo que ha ocurrido en otras regiones españolas, los modelos tradicionales de explotación forestal han conseguido que perduren en Navarra hasta nuestros días extensas manchas forestales combinadas en un mosaico de paisajes con otras formaciones arbustivas y herbáceas naturales, cultivos agrícolas y repoblaciones forestales. El 64% de la superficie de la Comunidad Foral es forestal (entre monte arbolado y monte bajo); por ello, los montes juegan un papel muy importante en la conservación de la biodiversidad.

Por tipos de bosque, destacan las grandes manchas de frondosas, que ocupan 224.894 hectáreas, el 64% de la superficie forestal. Entre las frondosas, sobresalen los hayedos (37% de la superficie forestal), seguidos de robledales mediterráneos (11%), encinares (9%), robledales atlánticos (6%), y formaciones en ribera (2%). Por su parte, entre las coníferas, hay una mayor presencia de pino silvestre (15%), y en menor medida del pino laricio, pino alepo y pino insignis.

Cabe destacar que la superficie arbolada de Navarra ha aumentado desde hace un siglo entre 100.000 y 140.000 hectáreas. Este crecimiento se ha producido prácticamente en todos los tipos de bosque, correspondiendo a las repoblaciones de coníferas menos de la mitad del incremento.

http://www.navarra.es/home_es/Navarra/Asi+es+Navarra/Naturaleza/Default.htm

Guardar

Guardar

Translate »